Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Seguridad alimentaria

¿Cocinar en el lavavajillas?

El uso alternativo como método de cocción del lavavajillas genera algunos interrogantes relacionados con la seguridad de los alimentos

Añadir el lavavajillas a la lista de electrodomésticos que se usan para cocinar podría ser, para muchos, una de las prácticas más extrañas. A pesar de que no es una idea nueva (se cree que en los años 70 u 80 algunos ya cocinaban pescado en este aparato), esta opción plantea muchos interrogantes acerca de su seguridad. Desde el punto de la seguridad alimentaria, una de las cuestiones es si los lavavajillas calientan lo suficiente para eliminar patógenos de transmisión alimentaria. El artículo explica cuáles serían los principales riesgos de cocinar en el lavavajillas y cómo emplearlo para lavar de forma segura.

Imagen: Bill Sellak
La búsqueda por encontrar nuevas formas de cocción de alimentos no cesa. Cocinar en el lavavajillas podría ser una de las más extrañas. Además de su papel destacado como electrodoméstico con importantes ventajas sanitarias, algunos se han planteado si podría utilizarse como una forma más de cocinado, sumada a otros como el microondas o el horno. La idea es aprovechar las temperaturas que se generan durante el lavado para cocinar lo que se introduce en envases cerrados herméticamente.

En 2011, se publicaba en Italia el libro 'Cocinar en el lavavajillas', una especie de manual con instrucciones para aprender a cocinar con este electrodoméstico de manera segura y ahorrando energía. Según su autora, Lisa Casali, de Milán, los resultados obtenidos de su "laboratorio y campo de pruebas de cocina de bajo coste han sido excelentes, porque es una cocción a baja temperatura".

Los riesgos de cocinar en el lavavajillas

Pero debe tenerse precaución con esta propuesta. Cada lavavajillas tiene unas particularidades específicas, con distintos rangos de temperatura y ciclos de ajuste. En la mayoría de los casos, emplean agua caliente y vapor para crear un ambiente húmedo y caliente, similar a los procesos de cocción húmedos o la cocción al vacío.

En varios experimentos realizados se han analizado muestras de alimentos cocinados en distintos recipientes. Los resultados han demostrado que si los alimentos se introducen en recipientes tapados de forma hermética no existe riesgo de contaminación a través del agua o del detergente.

Una de las principales preocupaciones sobre la seguridad de cocinar en el lavavajillas es el riesgo de botulismo

Pero, ¿es seguro cocinar en el lavavajillas? A pesar de que se alcanzan temperaturas muy elevadas, los agentes patógenos como Salmonella no mueren durante el proceso de cocción. Es importante tener en cuenta las temperaturas que se necesitan para llegar a cocinar por completo los alimentos, sobre todo aves de corral, carne de res, cerdo, pescado y huevos. En este último caso, el lavavajillas tendría que alcanzar temperaturas muy altas para asegurar que los agentes patógenos se destruyen, algo que no precisan otros alimentos como las verduras.

Una de las principales preocupaciones es el riesgo de botulismo. La toxina solo se elimina si el agua alcanza su punto de ebullición a unos 100 ºC, y se desarrolla sobre todo en ambientes cerrados de menos de 140 ºC, como el que podría encontrarse en un frasco o bolsa de cocción al vapor en el lavavajillas con escasa o nula cantidad de oxígeno.

Este electrodoméstico no está destinado a cocinar alimentos, sino a limpiar utensilios de cocina como platos. Por tanto, no es recomendable su uso para cocinar platos, al menos hasta que los estudios acerca de esta práctica, que aún son pocos e insuficientes, no digan lo contrario.

Cómo usar el lavavajillas de forma segura

Para que el lavado con el lavavajillas sea del todo eficaz, es preciso que se sigan unas pautas específicas de utilización. De lo contrario, los beneficios de la limpieza de platos y otros utensilios con este electrodoméstico podrían no ser del todo efectivos. Por eso, es importante:
  • Retirar los restos de comida de platos y otras piezas. Si no se eliminan, estos pueden quedar en el filtro, obstruirlo y, por tanto, el resultado será un lavado deficiente.

  • Una correcta colocación de los distintos utensilios es también primordial. Los lavavajillas están divididos en zonas. En la mayoría de los casos, la inferior se emplea para piezas más sucias (cazuelas); los platos se deben poner en vertical, con espacio suficiente entre ellos para facilitar la limpieza; en la parte superior se meten vasos y piezas más pequeñas; y los cubiertos, en las cestas específicas para ellos.

  • Es importante asegurarse que las aspas de riego giren sin obstáculos, ya que es fácil que algún utensilio lo impida si no se coloca de forma correcta.

  • Antes de poner un utensilio hay que asegurarse de que es apto para el lavado en lavavajillas. Los de madera y barro es preferible no introducirlos.

  • Un buen lavado dependerá también de si se elige el programa correcto y necesario. No es lo mismo lavar copas, que requerirán temperaturas más bajas, que limpiar cazuelas, con exigencias de temperatura más elevadas.

  • Es importante, como con todos los electrodomésticos, realizar un mantenimiento del lavavajillas (limpieza con agua caliente, vaciado y limpieza de filtros, entre otros).

RSS. Sigue informado

Al publicar un comentario aceptas la política de protección de datos

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto