Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Seguridad alimentaria > Alimentos > El pan

El pan y las condiciones de venta e identificación

La normativa específica sobre reglamentación técnico-sanitaria del pan prohíbe la venta ambulante y domiciliaria en determinadas condiciones, y fija las bases de identificación y manipulación del producto, que son responsabilidad del empresario y del trabajador.

El pan y las condiciones de venta e identificación

La venta ambulante y la venta domiciliaria de pan y panes especiales está prohibida tanto en instalaciones callejeras, puestos de mercadillos, tenderetes y cobertizos como directamente del vehículo transportador. Tampoco se permite la venta de pan desde el vehículo transportador en aquellos núcleos urbanos donde exista despacho de venta.

La entrega a domicilio sólo podrá realizarse previo encargo al establecimiento de venta autorizado, siempre y cuando las piezas del encargo estén totalmente cubiertas por una envoltura que cumpla con los requisitos legales. Para realizar este tipo de venta -y con el fin de salvaguardar los intereses económicos y el derecho a la seguridad de los consumidores- cada pedido debe ir acompañado de una factura en la que se especifique el nombre y dirección del peticionario, el contenido del embalaje, los precios unitarios correspondientes, la cantidad que se cobre por el servicio en caso necesario y el importe total.

En cuanto a los productos finales , se establece la prohibición de elaborar o comercializar pan rallado con restos procedentes de establecimientos de consumo, así como su venta sin envasar. El almacenamiento y la exposición del pan queda prohibido si se realiza sobre los mostradores o en algún lugar distinto de los especificados.

La venta de pan sin envasar está prohibida en las cajas de los autoservicios y en aquellos establecimientos donde se vendan productos distintos de los de la alimentación, aunque se permite en aquellos locales que tengan áreas especiales para los productos alimenticios, siempre y cuando queden perfectamente delimitados.

El pan común del día anterior no puede venderse. Sólo se autorizará la venta de forma excepcional si las exigencias de este tipo de pan están separadas adecuadamente y se indica claramente el estado del producto mediante carteles colocados en las vitrinas, acompañado de una información verbal. Como medida preventiva, y con el fin de no confundir al consumidor, se prohíbe el almacenamiento de pan común del día anterior en las mismas estanterías donde está el pan del día.

La congelación del pan común, los panes especiales y los productos semielaborados sólo está permitida como una etapa del proceso productivo y, por tanto, queda prohibida para los distribuidores o expendedores.

Paginación dentro de este contenido


Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones