Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación > En la cocina > Trucos y secretos de cocina

Tipos de contenidos: Alimentación

Navidad 2017
^

Cómo personalizar un bocadillo de sardinas en conserva

Cuatro ideas sencillas y deliciosas para convertir al pan con sardinas en algo más que un simple bocata

  • Autor: Por PEIO GARTZIA
  • Fecha de publicación: 24 de noviembre de 2015
Imagen: firea

El bocadillo de sardinas se percibe muchas veces como una cena o comida para perezosos. Su origen humilde y su sencilla elaboración le han convertido en una "comida de supervivencia" para muchos trabajadores, que resuelven así el almuerzo de media mañana, y ayuda a que miles de estudiantes puedan solventar con poco dinero una de las comidas del día. Sin embargo, sus ventajas van mucho más allá del ahorro de tiempo y dinero, ya que las sardinas son un alimento muy saludable. A continuación se ofrecen unos consejos para elaborar bocadillos de sardinas de campeonato y se dan cuatro ideas para convertirlos en algo más que un simple bocata.

Imagen: CONSUMER EROSKI

En aceite de oliva, en aceite de girasol, con limón, con tomate, en escabeche... Opciones hay muchas y todas son diferentes en cuanto a sabor, pero su denominador común es un pescado azul de sabor contundente e interesantes propiedades nutricionales. Con un poco de esmero se logran unos resultados sorprendentes, ya que con una conserva tan económica y los ingredientes adecuados es posible elaborar unos bocatas caseros de quitar el hipo.

Para hacer un bocadillo se puede elegir entre una gran variedad de ingredientes. Las sardinas permitirán preparar un tentempié saludable y nutritivo, utilizar la imaginación, combinar los sabores según el gusto personal e, incluso, arriesgar un poco para crear una receta sorprendente y sabrosa.

Consejos para elaborar bocadillos de sardinas de campeonato

  • El pan, muy importante. Dentro de la gran variedad que hay, es posible ir desde los más clásicos (como una suave baguette) para las sardinas en aceite, hasta una crujiente chapata para las que tienen salsa de tomate. También se puede escoger un pan integral para las sardinas en escabeche o decantarse por los panes de autor (con toque de naranja, de aceitunas, de ajo o de nuez) para las sardinas en aceite de oliva o las sardinillas en vinagre.
  • El relleno: los ingredientes que acompañarán a las sardinas en el interior del pan. Entre las opciones más interesantes están la clásica lechuga y el tomate, pero también la cebolleta, la piña, el aguacate, el huevo cocido, la manzana o el salteado de verduras o de setas. Se puede optar también por elementos crujientes, como los aros de cebolla o los frutos secos. Cualquiera de estas opciones abre una multitud de posibilidades. Combinadas de forma adecuada serán un éxito. Eso sí, hay que aplicar muy bien la frase de "menos es más". El mejor consejo es no llenar en exceso el interior del bocata.
  • Las salsas de acompañamiento. Darán un toque de sabor y ayudarán a unir todos los ingredientes, pero es un elemento que debe aparecer con sutileza en el bocadillo, pues no tiene un papel protagonista. A veces, los bocadillos son excesivamente pesados e indigestos por la gran cantidad de salsa que se les agrega, así que ¡cuidado con las salsas! Mayonesas ligeras, un toque de mostaza, salsa de yogur cremoso con un toque de oliva, un kétchup casero o una salsa de queso ligera pueden complementar muy bien el bocadillo de sardinas.

Cuatro bocadillos de sardinas deliciosos

Los siguientes son cuatro ejemplos de bocadillos originales que tienen a las sardinas en conserva como protagonistas.

  • 1. Integral de sardinillas al limón con salsa de yogur. Bocadillo de pan integral de semillas con lechuga, sardinillas en limón, piña, tomate y salsa cremosa de yogur y un chorrito de aceite de oliva.

    Hay que abrir el pan integral de semillas, agregar un chorrito de aceite de oliva, unas hojas de lechuga, unos trocitos de piña, rodajitas de tomate pelado y las sardinillas en limón. Todo ello se adereza con una salsa de yogur aligerada con unas gotas de aceite de limón. Si gusta el sabor del pimentón, se puede añadir un poquito. Con estos sencillos ingredientes, se obtiene un delicioso bocadillo con un toque frutal que seguro que invita a repetir.

  • 2. Chapata de sardinas con ensalada y albahaca. Bocadillo de pan chapata con sardinas en salsa de tomate, rúcula, queso cremoso, lechuga, un poco de ajo rallado, unas gotas de aceite de oliva y un toque de albahaca fresca.

    Se abre el pan de chapata y se moja con un chorrito de aceite de oliva virgen extra en las dos partes del bocadillo. Después, se unta con un poco de queso cremoso y, sobre el queso, se colocan las sardinas con parte de la salsa de tomate de la conserva, unas hojas de rúcula y unas hojitas de albahaca fresca que dará un toque aromático sorprendente.

  • 3. Bocadillo mediterráneo con pan de aceitunas. Bocadillo de pan de aceitunas negras con sardinas en escabeche, trocitos de manzana, lechuga, tomate, mayonesa, aguacate y huevo duro.

    Hay que preparar en unos panecillos de aceitunas negras, abiertos por la mitad y untados con una mayonesa ligera, unas finas láminas de aguacate, huevo duro picado, las sardinillas en escabeche, unos trocitos de manzana y tomate pelado sin pepitas y en trocitos junto con una lechuga cortada en finas tiras. Se aliña ligeramente con un poco de aceite de oliva y unas gotitas de vinagre balsámico para reforzar un poco el toque del escabeche. Diferentes sabores con notas mediterráneas por los cuatro costados.

  • 4. Sándwich club con sardinas. Pan de molde de calidad con multicereales, o unas rebanadas de hogaza de multicereales, sardinas en aceite de oliva, mayonesa ligera con un toque de naranja, una loncha de bacón, una tortilla francesa muy fina de grosor, unas hojas de lechugas variadas y unas tiras de cebolleta fresca.

    Para hacer este sándwich o bocata hay que cortar el pan en rodajas del mismo tamaño, tostar ligeramente las rebanadas y untarlas con un poco de mayonesa aligerada con unas gotas de zumo de naranja. Luego, se colocan las sardinas sacadas de la conserva, se añaden unas lonchas de bacón tostado y crujiente, la tortilla francesa muy fina por encima y, para darle un toque más fresco, se agregan unas tiras de cebolleta fresca y lechugas variadas. El bocadillo se completa con unas gotitas de aceite de oliva y ¡listo!


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto