Chile registra el mayor brote de listeriosis en 14 años

La cifra de afectados se eleva ya a 134. Unos quesos son la fuente del contagio
Por EROSKI Consumer 17 de diciembre de 2008

Las autoridades sanitarias chilenas informaron ayer que desde que se detectó un brote de listeriosis en el país, en la última semana del pasado noviembre, el número de casos ha aumentado hasta los 134. La cifra de fallecidos a causa de la enfermedad, originada por la bacteria Listeria monocytogenes, se mantiene en cinco, si bien la cantidad de casos quintuplica los de un año normal.

Se trata del mayor brote en 14 años de esta enfermedad, que afecta principalmente a adultos mayores, bebés, mujeres embarazadas y personas inmunodeprimidas. La listeriosis puede provocar cuadros de invasión del sistema nervioso, meningitis o neumonía, e incluso puede ser mortal en recién nacidos y ancianos. Del total de casos confirmados, 104 corresponden a la región metropolitana de Santiago y el 41% de las personas afectadas son embarazadas.

Los quesos brie y camembert fabricados por la empresa Chevrita, que retiró sus productos del mercado hace dos semanas, han sido declarados como una de las fuentes del contagio. A pesar de la retirada, han continuado produciéndose casos, lo que hace presumir la existencia de otros focos. Esto «es un claro indicativo» de que el brote «trasciende con mucho a la industria de los quesos», dijo Cristian Rosslot, abogado de Chevrita.

Recomendaciones

La bacteria se puede reproducir en cualquier alimento que permanezca durante mucho tiempo al aire libre, por lo que los expertos recomiendan lavar bien las frutas y verduras y consumir las carnes, pescados y mariscos bien cocinados. También aconsejan que cuando se compran alimentos preparados hay que «comerlos inmediatamente y no guardarlos, ya que refrigerarlos no da garantías».

Se están analizando otros productos, pero hasta ahora los únicos que han resultado positivos a la presencia de la bacteria son los quesos Chevrita, señaló Helia Molina, jefa de la División de Políticas Públicas del Ministerio de Salud chileno. Molina apuntó que la firma también preparaba quesos para otras tres empresas de Santiago y Valparaíso, por lo que se retuvieron esos productos como medida preventiva. La leche con que se fabrican los quesos está descartada como origen de la contaminación, así que los indicios apuntan al proceso de fabricación.