Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación

Cómo elaborar un bizcocho Genovés con harina integral

Para preparar un delicioso bizcocho integral basta con disponer de huevos, harina integral y azúcar, además de una pizca de atrevimiento

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: viernes 23 febrero de 2007
img_bizcochogenoves_portada

¿Qué ingredientes se necesitan?

El bizcocho genovés es el más sencillo de elaborar ya que sólo lleva como ingredientes huevos, azúcar y harina mezclados en las proporciones adecuadas.

Una vez cocinado, el bizcocho puede rellenarse con otros componentes que le aportan un sabor más pronunciado. Los rellenos más habituales suelen ser cremas pasteleras o derivadas de la misma, crema de mantequilla, nata montada o mermeladas. Y posteriormente se suelen decorar con cobertura de chocolate, glaseado de fondant o trufa.

Otra posibilidad es elaborar el bizcocho en su versión integral. Las proporciones adecuadas son en este caso las siguientes:

  • 4 huevos
  • 120 g de azúcar
  • 100 g de harina integral

Bizcocho integral: Los puntos clave

1. Subir tres veces su volumen
La mezcla de huevos con azúcar se ha de batir cerca de la zona de calor ya que así sube antes. Se ha de seguir batiendo la mezcla hasta que triplique su volumen. Lo más fácil es montar la mezcla con varillas eléctricas que incorporan las batidoras para montar las claras.

2. Mezclar la harina con una espátula de madera
Una vez triplicado el volumen de la mezcla del huevo y el azúcar, se añade la harina integral en forma de lluvia. El conjunto se ha de ligar con una espátula de madera, nunca con varillas manuales o eléctricas, puesto que podría bajar su volumen. Además se ha de remover el conjunto con movimientos envolventes de abajo a arriba de manera que no pierda esponjosidad.

3. Meter al horno el bizcocho cuando alcance los 180 ºC
Se añade toda la mezcla en un molde previamente untado con un poco de mantequilla y espolvoreado con harina integral. Se introduce en el horno cuando éste ya haya alcanzado los 180 º C. El bizcocho se ha de mantener dentro hasta que al pincharlo con una brocheta o aguja de punto ésta salga limpia. El tiempo de cocción puede variar entre 15 y 20 minutos dependiendo del tipo de horno.

4. Alejar el bizcocho de la resistencia superior
Para que el bizcocho suba lo ideal es que el calor vaya de abajo hacia arriba, por lo que se ha de separar lo máximo posible de la resistencia de arriba o bien desactivar esta función en el horno.

5. Desmoldar inmediatamente
Una vez cocinado el bizcocho es necesario desmoldarlo en caliente y colocarlo sobre una rejilla metálica para que se termine de secar y quede en su punto.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones