Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación

Cuidar la presentación de los platos

Ayuda a no caer en la monotonía y la repetición de elaboraciones simples cuando se sigue una dieta de adelgazamiento

  • Autor: Por
  • Fecha de publicación: miércoles 7 julio de 2010

La presentación de una receta, la vajilla escogida y la decoración del plato con hierbas, salsas u otros ingredientes es clave para provocar apetito y para transformar una receta sencilla en un plato vistoso y gustoso. Una crema de verduras resulta más apetecible si se sirve en un recipiente distinto al habitual o se espolvorea con frutos secos.
Estos aspectos se han de considerar en cada uno de los platos que componen el menú, en particular, cuando se sigue una dieta de adelgazamiento ya que se tiende a caer en la monotonía y la repetición de elaboraciones simples de ensaladas, verduras y alimentos a la plancha.

Presentaciones apetitosas

El término "dieta" tiene, en general, una connotación negativa de limitación, de privación no sólo de alimentos, sino del placer que se asocia al consumo de ciertas elaboraciones. Por ello, al planificar la dieta terapéutica de una persona que requiere, por salud, seguir un tipo de alimentación determinada, uno de los aspectos primordiales es la selección de recetas y platos que componen el menú.

En caso de seguir una dieta de adelgazamiento, la presentación cuidada de los alimentos es una herramienta imprescindible que ayuda al individuo a no caer en la monotonía y la repetición de platos simples y poco apetitosos de ensaladas, verduras y elaboraciones a la plancha, típicos en este tipo de dietas. La clave está en jugar con los colores de los alimentos de temporada, los cortes que se dan a los vegetales para elaborar la receta (en juliana, bruinoise, dados, rodajas, medias lunas) y la variedad de elaboraciones previas (macerado, germinado, fermentado, prensado) y de cocciones (escaldado, vapor, estofado, rehogado, plancha, presión, horno...).

Es un estímulo agradable para los sentidos admirar lo presentable y apetitosa que puede ser una sencilla receta de pechuga a la plancha cuando se acompaña de cebolla rehogada o se adereza con hierbas aromáticas.

La presentación cuidada de los alimentos estimula el apetito y ayuda a no caer en la repetición

LOS COMPLEMENTOS DECORATIVOS

La vajilla y los utensilios de cocina diseñados para decorar los platos, como los aros de montaje o herramientas equivalentes de distintas formas y tamaños, son el complemento perfecto para dar un toque de vistosidad y elegancia a las preparaciones. Al delimitar los ingredientes en una zona concreta del plato, se consigue un aspecto visual de ligereza y resaltan los coloridos de los distintos ingredientes que lo componen.

Se estimula el apetito al usar los aros para presentar una ensalada de arroz con tacos de plátano, una ensalada templada de alubias y patatas, un pastel de patata relleno de atún con pimientos y tomate, una receta simple de tortilla francesa con salsa de tomate o de huevo a la plancha con guarnición de arroz integral.

Una vajilla especial o unos aros de montaje son el complemento idóneo para hacer más atractivos los platos

Nada tiene que ver, en cuanto a vistosidad y atractivo para los sentidos, el plato típico de verduras salteadas con la imagen que ilustra la receta de verduras con kiwi y lomo embuchado o con láminas de queso y jamón.

Servir el alimento en un recipiente diferente al habitual también llama la atención. Resulta al menos curioso presentar una ensalada en un vaso ancho, en un cuenco de color o en un plato con formas originales como la de tomate y germinados. Sucede algo similar con un plato sencillo de huevos escalfados con chirlas dentro de un recipiente rectangular o la crema de arroz con zanahoria servida en un vaso con una original forma curvada.

Te puede interesar:

Infografías | Fotografías | Investigaciones