Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


Estás en la siguiente localización: Portada > Alimentación > En la cocina > Trucos y secretos de cocina

Tipos de contenidos: Alimentación

¿Nos aportan los envases seguridad a los consumidores?
^

Ensaladas de invierno: cinco opciones deliciosas

La combinación de ingredientes crudos y cocinados permite disfrutar de platos muy saludables y frescos, incluso cuando hace frío

  • Autor: Por LAURA CAORSI
  • Última actualización: 28 de enero de 2016
Imagen: lorenzograph

El consumo de frutas y verduras es beneficioso para la salud. Las ensaladas permiten combinar varias hortalizas para aprovechar sus distintas cualidades nutricionales. Su punto fuerte es que pueden reunir una gran variedad de vegetales crudos, sin apenas pérdida de nutrientes. El punto débil... que al ser una preparación tan fresca, a veces cuesta comerla en invierno. Cuando hace frío, apetece más otro tipo de recetas, como platos calientes o comida de olla. Sin embargo, no hay razón para renunciar a las ensaladas en los meses más fríos del año. A continuación se explica cómo preparar una buena ensalada de invierno y se ofrecen cinco opciones para llevar a la mesa.

Cómo preparar una buena ensalada de invierno

El secreto de las ensaladas de invierno consiste en suavizar su temperatura para lograr que sean un plato templado. Pero, además, la clave está en añadir algún elemento que aporte energía, en especial si la ensalada será un plato único. Así como en verano apetece que los ingredientes estén bien fríos (recién sacados de la nevera, buena parte de las veces), en los días gélidos es preferible aparcar lo refrescante y degustar unos bocados con sensaciones menos extremas. Conseguir esto es muy fácil: basta mezclar ingredientes crudos y frescos con otros cocinados y tibios (no calientes). De esta manera obtendremos una temperatura de conjunto muy agradable al paladar, mientras conservamos intactas las propiedades de muchos de estos alimentos.

  • Entre los ingredientes crudos, contamos con varios "incondicionales" de la cocina: tomate, cebolla, pimientos, pepinos, zanahoria y verduras de hoja verde, desde lechugas variadas y espinacas hasta canónigos y endibias. Nunca fallan.
  • Entre los ingredientes templados, la variedad es casi infinita. Podemos apostar por las legumbres (reservando un poco de las que hagamos en estos días) o por el arroz, un cereal muy versátil. Pero también podemos incluir más energía con unas patatas o un poco de pasta, ambas ricas en carbohidratos. Otra opción es agregar algo de proteína animal (mariscos, pollo, huevo cocido) o añadir quesos y pescados en conserva (atún, boquerones, anchoas) para sumar calcio a nuestro plato.

Cinco clases de ensaladas para los días fríos

Las combinaciones posibles son muchas y, en buena medida, las decisiones las toma el paladar. Aun así, reseñamos varias opciones, según grupos de alimentos: quesos, pasta y patatas, arroz, legumbres, carnes y pescados.

Etiquetas:

cocinar, ensaladas, vegetales


RSS. Sigue informado



Otros servicios


Buscar en
Fundación EROSKI

Validaciones de esta página

  • : Conformidad con el Nivel Triple-A, de las Directrices de Accesibilidad para el Contenido Web 1.0 del W3C-WAI
  • XHTML: Validación del W3C indicando que este documento es XHTML 1.1 correcto
  • CSS: Validación del W3C indicando que este documento usa CSS de forma correcta
  • RSS: Validación de feedvalidator.org indicando que nuestros titulares RSS tienen un formato correcto