Saltar el menú de navegación e ir al contenido

EROSKI CONSUMER, el diario del consumidor

Buscador

logotipo de fundación

Canales de EROSKI CONSUMER


^
Enviar Enviar a otra persona
Imprimir Imprimir

¿Aceite de girasol rico en ácido oleico?

El aceite de girasol "alto-oleico" es similar en su composición al aceite de oliva...

Este tipo de aceite se obtiene a partir de semillas de variedades de girasol especiales, ricas en dicho ácido y representa una oferta interesante por su buen diseño nutricional y su precio accesible.

 Ácido oleico, grasa 'cardiosaludable'

El ácido oleico es un tipo de grasa monoinsaturada característica del aceite de oliva, de las aceitunas y del aguacate, y tras esta novedad de la tecnología alimentaria, también abunda en este nuevo tipo de aceite.

En el aceite de oliva el ácido oleico está presente en una proporción en torno al 70-75%, en el de girasol "alto-oleico" en torno al 80%, en el aguacate en una proporción cercana al 70%, mientras que en el aceite de girasol convencional, este ácido graso alcanza tan sólo un 31,5%.
El ácido oleico ejerce una acción beneficiosa para nuestros vasos sanguíneo y nuestro corazón, ya que aumenta el llamado "buen colesterol" (HDL-c) sanguíneo, contribuyendo a reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

 Ventajas del empleo culinario

Si se compara con el resto de aceites de semillas (girasol, maíz, soja...), los aceites ricos en ácido oleico presentan interesantes ventajas a la hora de utilizarlos en la cocina.

  • Son los más adecuados para cocinar, ya que resisten mejor que los otros temperaturas de hasta 160-200ºC que son las que se producen al freír. Son más estables y se descomponen de una manera más lenta.
  • Son más estables y se descomponen de una manera más lenta.
  • Impregnan menos de grasa al alimento, y en consecuencia, el alimento frito en este aceite absorbe menos grasa, y por tanto será menos calórico.

Los expertos advierten que uno de los problemas actuales en relación con algunos de los tipos de productos enriquecidos en determinados nutrientes, es que al encontrarse en una gran gama de alimentos pueden producir un sobreconsumo de los mismos, si se supera la ingesta recomendada por el fabricante que sería la adecuada para obtener el efecto beneficioso de su consumo.

LÁCTEOS
Leche digestiva o baja en lactosa
Leches enriquecidas en vitaminas y/o minerales
Leche desnatada con fibra soluble
Leche con jalea real
Leche modificada en grasa: Omega 3
Lácteos bajos en grasa
Alimentos probióticos: Yogur y leches fermentadas
Yogur con fitoesteroles

CEREALES
Cereales de desayuno fortificados
Los cereales integrales
Barritas energéticas

BEBIDAS
Zumos y bebidas enriquecidas
Bebidas estimulantes
Bebidas isotónicas

HUEVOS
Huevos DHA, ¿huevos sin colesterol?

CARNES Y DERIVADOS
Fiambres bajos en sal
Jamón cocido bajo en grasas
Derivados cárnicos funcionales

GRASAS
Margarina enriquecida
Margarina rica en fitoesteroles
¿Aceite de girasol rico en ácido oleico?

CONDIMENTOS
Sal yodada

BAJOS EN CALORIAS
Los alimentos bajos en calorías

Otros servicios


Buscar en